Mañana negra

Aveces el fútbol, tiene esas cosas que no se pueden explicar y si algo tiene de atractivo es que no siempre la lógica es la que juega. Atlanta venía de recibir 11 goles en dos partidos y sus jugadores eran repudiados por su gente. Arribaba a Jujuy, a la casa de Gimnasia, donde el Lobo llevaba 18 juegos sin perder. Y… ¡Le clavó un fabuloso 4-0!

Borrón y cuenta nueva. En serio. Y con números positivos.
Ragusa expresa su desazón
Lo del ascendido Atlanta no era para envidiar. Le costaba arrancar, debió cambiar de entrenador por los malos resultados (Vitrola Ghiso X Javier Alonso) y, después de haber pegado el batacazo en 60 y 118, le tocó la mala. La mala con todos los honores: River le metió siete y, una semana más tarde, Instituto lo ajustició con cuatro goles. Y a tal punto fue la cosa que sus hinchas le rechazaron a los jugadores la gloriosa camiseta azul y amarilla. Cero retribución. Cero tolerancia. Y encima tenía que viajar a la Tacita de Plata… ¡Y con un cambio de arquero: Pellegrino X Llinás, que llevaba 111 partidos ininterrumpidos en el arco de Atlanta!

El Lobo jujeño presentaba una racha casera más que interesante: 18 partidos sin perder con nueve triunfos y nueve empates (la última derrota había sido el 3 de octubre de 2010, 0-2 vs. Unión). Encima, en la mente del equipo de Ragusa estaba el pensamiento de que si le ganaban al Bohemio y también lo hacían frente a Chacarita (un duelo aún pendiente), podrían igualar la línea de River en la punta. Sin embargo…

Le quedan cómodos los Gimnasia a los de Villa Crespo: 2-1 en el Bosque y 4-0 en Jujuy. Si bien, en la Primera B, Los Andes sufrió cuatro goles del Bohemio (12 de marzo de 2011), en condición de visitante, tan particular honor le había correspondido a Tristán Suárez, que el último 29 de enero se había llevado un 4-1 con doblete de Guzmán, Andrés Soriano y Carou.

La mañanita en el NOA había comenzado pareja, de ida y vuelta, con algunas dificultades en el fondo de Atlanta para hacer pie. Sin embargo, a los 20’, llegó un gran desborde de Segovia por izquierda, quien llegó hasta el fondo y le mandó un centro preciso a Andrés Soriano, quien anticipó de cabeza al primer palo. ¿1-0 y todos atrás? De ninguna manera: a los 39’, volvió a caer un centro pero desde la derecha. Erik Aparicio primero la paró con la mano, la levantó, y se dejó caer hacia atrás ensayando una suerte de media chilena para el 2-0…

El Lobo salió con todo en el segundo tiempo
Necesitaba descontar y casi lo logra (a los 5’ Chitzoff rompió el palo). Aunque Ferragut bajó la persiana a los 15’, en una hora de juego, cuando después de un córner al segundo palo que Arancibia trajo hacia adentro, metió la testa en el área chica para el 3-0. Sí, dos cabezazos en el área…

El remate ocurrió cinco minutos después: despeje Bohemio en el círculo central, alto, sin compromiso, ante una defensa que salía tibiamente y un Andrés Soriano que, astuto, rompía el offside y definía cruzado ante la salida de Crivelli… Ya no había nada más que hacer. Esta vez, el que goleaba era Atlanta.

El comentario:
El hecho de que el ultimo de la tabla te supere de local, por 4 tantos a contra 0 (Sabiendo que a 11º fechas disputadas solo se recibieron 5 goles en contra), te saque un invicto de 18 partidos sin perder de local (Casi todo un campeonato), y ensima teniendo en cuenta que en sus dos partidos anteriores perdió con nuestros rivales en la punta (River e Instituto) acumulando 11 goles en contra en tan solo dos encuentros! Es realmente un debastador animico.
Pero bueno, son cosas del futbol que los hinchas muy a pesar de la excelente campaña que viene desempeñando su equipo, no saben valorar. Hasta el momento viene desempeñando el mejor arranque de campeonato de la historia del club, y todavía no fue premiado con lo que se merece.
Que se merece? Que sus hinchas hagan honor a su monumental estadio, que sus hinchas alienten durante el partido como lo hacen todos los demás equipos, que su gente no se valla antes de finalizar el encuentro, porque si bien se jugo mal el equipo sigue permaneciendo 3º en la tabla, y con un partido menos por jugar!
Es un simple llamado a la reflexión de tantos que no entienden que en el futbol, asi como se gana, también se pierde.
Esperemos que el equipo levante cabeza para el próximo encuentro, también en la Tacita de Plata, ante Chacarita, este Viernes 21 a horas 21:30, partido que recuperará de la 7º fecha postergada. Y esperemos que de igual manera sus hinchas sepan estar a al altura de las circunstancias, y se lleguen a la cancha para dar aliento a su equipo.

Autor: El Capo del norte.

La Sintesis
GIMNASIA (J): Federico Crivelli; Diego Chitzoff, Sebastián Díaz Villán, Guillermo Franco y Nicolás Minici; Matías Garrido, Gabriel Díaz, Daniel Ramasco y Sergio Sagarzazu; Jorge Luna y Marcos Pirchio.
DT: Salvador Ragusa.

ATLANTA: Diego Pellegrino; Lucas Mancinelli, Carlos Arancibia, Guido Milan y Juan Segovia; Leandro Guzmán, Fernando Lorefice, Maximiliano Pogonza, Emiliano Ferragut; Eric Aparicio; y Andrés Soriano.
DT: Jorge Ghiso.

Goles en el primer tiempo: 20m. Andrés Soriano y 39m. Aparicio (A)
Goles en el segundo tiempo: 15m. Ferragut (A) y 19m. Andrés Soriano (A).

Cambios: en el segundo tiempo, antes de comenzar, Diego Magno por Garrido (G), 7m. Mauro Pajón por Lorefice (A), 25m. Martín Fabro por Ferragut (A), 28m. Enrique Triverio por Pirchio (G), 38m. Martín Palisi por Andrés Soriano (A) y 39m. Maximiliano Rodríguez por Gabriel Díaz (G).

Amonestados: PT 40' Jorge Luna (GJ); 45' Lucas Mancinelli (A). ST 16' Nicolás Minici (GJ); 27' Daniel Ramasco (GJ); 31' Sebastián Díaz (GJ).
Expulsados: No hubo.

Arbitro: Fernando Rapallini.
Estadio: Gimnasia y Esgrima de Jujuy.
Televisación: Canal 7



El Video
Copyright © 2015. Gimnasia y Esgrima de Jujuy - Todos los Derechos Reservados.
Diseñado por: Estudio Da Vinci | Complemento web de: El Show Deportivo
Contactanos AQUÍ